Las acotaciones del narrador.

Tema escrito por Raysan para el Taller de Escritura Creativa “El Libro Durmiente” (2ª Edición).

Publicado en Feb.08.14 en el blog:  http://ellibrodurmiente.org/?p=3702 

Libro antiguo_11

En el discurso directo la voz de un personaje se destaca de la narración. Para ello, en una línea aparte y precedida de un guion se hace hablar al personaje, al cual se permitirá expresarse con su propia voz, en su jerga, utilizando los giros del lenguaje que le son habituales. A continuación insertaremos en el discurso las acotaciones del narrador, flanqueadas por guiones. El guion utilizado por las editoriales para señalar los discursos es el guion largo, ya sea en el inicio de la voz como en las acotaciones del narrador.

Una acotación es una ventana indiscreta por donde se cuela el narrador para aportar un detalle concreto, un matiz de aquello que ocurre y que el lector no puede ver. Equivale a una nota marginal que se inserta en un documento para aclarar algo.

Para utilizarlas adecuadamente debemos tener en cuenta que, a través de ellas prosigue la narración mientras queda en suspenso el discurso del personaje, por lo cual, su aporte debe ser breve y certero. Si dicha acotación abunda en exceso en detalles narrativos, interrumpe la percepción que el lector tiene de estar escuchando directamente al personaje que habla, y de un modo innecesario, torna visible al narrador.

Las funciones básicas de las acotaciones son las siguientes:

  • indican qué personaje está hablando, a quién se dirige y la tonalidad de su voz,

—Qué envidia me da la gente con estudios —dijo ella señalando a César.

—¿Qué planes tienes? —y la voz de Daniel sonó como un susurro insinuante.

  • muestran los gestos y movimientos que realizan los personajes, sus actitudes y  estado de ánimo,

—¡Basta! —vocifera Evaristo dando un puñetazo en la mesa—. El que no quiera comer que se vaya ahora mismo de esta habitación —añade con el brazo extendido y el dedo índice en dirección a la puerta— pero que no toque los cojones.

—Yo soy Abel, —se presentó mirando a Susana que con una sonrisa ocultó la timidez que le hicieron sentir los ojos oscuros del chico.

—Yo soy Cristina, y esta borracha es Susana —y la empujó con cariño pero haciendo que el mojito se le derramara un poco.

  • ofrecen detalles sobre aquello que ocurre y el contexto en que se desarrolla la escena,

—¿Qué ha ocurrido? —pregunta alarmada cuando ve que el párroco no suelta la oreja de su hijo mayor.

—Y no se preocupe por el asunto —el policía, acodado sobre la barra del pub, guardó aquellas fotografías en un sobre, apagó su cigarrillo y se dispuso a abandonar aquel antro inmundo—: tarde o temprano encontraremos al asesino.

  • abundan en la descripción de los personajes, aportando matices del carácter y temperamento de los personajes que ayudan a “caracterizarlos”. Es decir, revelan detalles de sus sentimientos, emociones y pensamientos, permitiendo al lector reconstruir su personalidad.

—Espérame, ¡vendré pronto! —dijo el siempre malhumorado guardián—. Pero no te prometo nada —masculló entre dientes contrariado—, y si lo hago, será la última vez.

—El tribunal no fue indulgente; señaló una a una sus faltas sin inmutarse —el inquisidor de pérfida mirada, con el gesto torcido por la maldad que alentaba su corazón, leyó con parsimonia el veredicto, regodeándose en el dolor ajeno…

  • reclaman la atención sobre algo en concreto, ralentizando o dando intensidad al diálogo,

—Antes venía a menudo a este lago; sobre todo en primavera. Aunque no había vuelto a este lugar desde que… —y no pudo evitar que sus ojos se humedecieran—, desde que… —balbuceó—, desde que ella desapareció en sus aguas.

  • preparan al lector ante un suceso que va a ocurrir, potenciando el texto que sigue a continuación. Tal es el caso de las acotaciones que a modo de cuña se insertan entre dos frases…

—No sabes bien lo que te espera —dijo en voz baja empuñando el arma con saña mientras pulsaba el botón para abrirle la puerta—. ¡Sube, estoy listo! —gritó.

—Claro —dice él mientras la toma de la cintura y la acerca hacia sí—. ¿Te gusto?

Libros antiguos_04

Su mejor cualidad consiste en pasar desapercibidas, es decir, que el lector apenas repare en ellas y le permitan concentrarse en el discurso de los personajes. Para ello,

  • conviene evitar acotaciones demasiado largas, pues distraen al lector del contenido real del diálogo, perdiendo la ilación de la lectura.

  • no deben incorporar demasiados “datos o explicaciones forzadas”, las cuales pretenden “decir o exponer” aquello que, en cambio, debe ser “mostrado” a través de la narración.

  • no conviene utilizar las acotaciones para proseguir el desarrollo de la narración. En tal caso, es preferible llevar el comentario incluido en la acotación al cuerpo de la narración.

—En aquella edad no había tomado conciencia del mundo —mis padres, a pesar de ser relativamente jóvenes, se habían quedado anclados en aquella época dorada de los años ochenta, la de los guateques, las canciones protesta y el sueño americano, donde aún se creía que una persona con flores pintadas en el rostro podría detener los tanques soviéticos de la primavera de Praga—. Ellos no conocían el significado de la palabra “problema”.

En suma, debemos evitar acotaciones demasiado recargadas y poco precisas, en donde se ponga de manifiesto la existencia del narrador. En realidad, sabemos que el narrador existe, pues él es quien cuenta la historia y expone las peripecias de los personajes. Además, mediante el uso correcto de las acotaciones, el narrador puntualiza, define y acota las escenas y situaciones, pero en tal caso, no debe tomar un papel preponderante, ni artificial, a fin de que el lector crea que escucha hablar directamente a los personajes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s