Las reflexiones en la narración. Artículo.

(Extracto de la conferencia “Criterios para una lectura experta” impartida el 21 de agosto de 2014 en el Centro Imaginalia de Alicante, dentro de la programación del Foro Literario El Libro Durmiente).

Las reflexiones en la narración:

Manuscritos antiguos_10_Virgilio romanaTodo autor, en mayor o menor grado, siente la necesidad de expresar sus propios pensamientos o de transmitir ideas en sus obras. Por ello, las reflexiones aparecerán en cualquier escrito, ya se trate de una carta personal, un artículo periodístico, una obra dramática, un poema o una narración. Tal vez no sean elementos indispensables que habrán de aparecer en cualquier texto, pero son piezas fundamentales en el desarrollo de cualquier obra literaria: su manejo adecuado confiere un arma poderosa al autor. 

“He llegado a la aterradora conclusión de que yo soy el elemento decisivo. Es mi enfoque personal el que crea el clima.  Es mi humor diario el que determina el estado del tiempo. Tengo un gran poder para hacer que mi vida sea triste o alegre. Yo puedo ser una herramienta de tortura o un instrumento de inspiración, yo puedo humillar o inspirar, puedo herir o curar. En todas las situaciones, es mi respuesta frente a lo que ocurre la que decide si una crisis va a exacerbarse o mitigarse, si una persona va a ser deshumanizada  o humanizada.

Si tratamos a la gente como lo que debieran ser, vamos a ayudarles a ser capaces de convertirse en lo que pueden ser”.  (Goethe.1749-1832)

De Vanessa Montfort:

“…Yo le observé desde muy lejos. Por qué si siempre me había sentido tan terriblemente cerca de él, por qué si también yo necesitaba transmitirle lo que guardaba en mi cabeza, por qué habíamos acabado eligiendo el dialecto del reproche en lugar del lenguaje del cariño”. (El ingrediente secreto. Vanessa Montfort)

De Rabindranath Tagore:

MUjer Hindú_00“…Yo solía poner a prueba mi fortaleza mental imaginando toda suerte de males que podían acaecerme: la pobreza, la prisión, el deshonor, la muerte y hasta la muerte de Bimala. Y cuando me decía que podría soportar con entereza cualquiera de esos males, creo que no me equivocaba. Pero había una cosa que no habría podido imaginarme nunca; y en ella pienso hoy, y me pregunto si podré sobrellevarla. La espina se me ha hundido en mi corazón, que me duele continuamente durante mi trabajo cotidiano. Y por la noche la siento hasta en el sueño. Hay momentos en que me despierto y me parece que toda la serenidad ha desaparecido de la faz del cielo. ¿Qué es? ¿Qué ha sucedido?”.  (“La casa y el mundo”. Rabindranath Tagore).


“…el verdadero valor del amor consiste en que enriquece los corazones más pobres. Para los corazones grandes hay en este mundo toda clase de recompensas divinas. Pero para las almas de poco precio Dios no ha reservado sino el amor”. (La casa y el mundo. Rabindranath Tagore).

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s