Herramientas del escritor (VI): crear ambientes.

 

6. Crear ambientes, construir atmósferas psicológicas:

Taberna irlandesaMostrar el ambiente de una época, de un lugar y sus gentes, dibujar en las páginas de un relato verdaderos cuadros artísticos, con todos sus detalles multicolores, de aromas y susurros, de voces siniestras y altibajos emocionales, permite al lector viajar en el espacio y el tiempo, observando de cerca la acción y las evoluciones de cada personaje. Recrear con esmero, por ejemplo, una antigua taberna medieval irlandesa, las callejas del Madrid de los Austrias en la época de Shakespeare y Cervantes, o los campamentos de los rebeldes sudistas durante la guerra de Secesión americana, constituye un deleite para el lector que observa cada escena, agazapado en su lejano escondite.

Sin duda, definir ambientes, ya sean físicos o psicológicos, crear para el lector un mundo imaginario pero verosímil, hacerle soñar, llevarlo a los confines en donde se desdibujan las fronteras entre lo verdadero y lo ficticio, es una de las cualidades más poderosas de un narrador. Construir atmósferas psicológicas, expresar los recovecos más profundos del alma humana, tal como hicieron los grandes narradores rusos, León Tolstoi, Fiódor Dostoievski, Anton Chejov, Iván Turgeniev, Máximo Gorki, Borís Pasternak, constituye una cima en el arte de la escritura.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s